× Portada Guardada!
Usted está aquí: Inicio / Reportaje / HABLAN TRES MUJERES DE ATENCO

HABLAN TRES MUJERES DE ATENCO

Entrevistas: Gloria Muñoz Ramírez

Trinidad Ramírez

Cuando iniciamos esta lucha fuimos mujeres, hombres, niños, ancianos, mucha gente fue la que salió al frente. Sin duda la participación de las mujeres ha sido muy importante. Estamos aquí, allá, estamos en todos lados. Estamos en la lucha.

Hubo un cambio en la mujer, porque antes preguntaban “¿qué eras antes?”, y algunas sólo respondíamos “yo sólo era ama de casa”, como si pudiera serlo cualquiera. Ama de casa es tener una responsabilidad muy grande, es ver a los hijos, es ver el trabajo de la casa, y además hacer otros trabajos para ayudar al sostenimiento.

Hubo un cambio muy fuerte, radical, en las mujeres. Hoy no sólo estamos en la cocina, también nos hemos atrevido a redactar algo o a repartir el volante o a organizar la marcha, la asamblea. Nos hemos atrevido a eso porque hemos visto que al igual que los compañeros tenemos esa capacidad.

Nos motivó a salir el amor a nuestra tierra y a nuestra forma de vida. Nos indigna cómo se escuchan las máquinas. Como mujeres también estamos hartas y también tenemos ganas hasta de ir y golpear, pero no, porque sabemos que eso es caer en la provocación que quiere el gobierno.

Hay un cambio muy grande cuando hablamos de la reconstrucción del tejido social. Lo estamos haciendo porque se rompió en el 2001 y se rompió aún más en el 2006, pero más ahora que han invadido nuestras tierras. Nosotros no estamos incitando a la violencia, no estamos respondiendo de la misma manera porque no estamos sembrando el odio en los niños, ni en los jóvenes. Lo que queremos es que se sigan desarrollando con sus mentes sanas, pero también abiertas y conscientes de que tenemos que caminar juntos y ellos tienen que continuar con esta lucha, con esta defensa de la tierra y del territorio.

 

Martha Pérez Pineda

A mi espalda tenemos la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, sobre el ex lago de Texcoco. Están construyendo el nuevo aeropuerto en la zona más fangosa, con humedad de la cuenca del Valle de México, que cuenta con una antigüedad de entre 5 y 25 mil millones de años. Ellos están luchando contra un fango, donde ya los especialistas dijeron que no hay un punto firme.

Están quitando el fango y lo rellenan con tezontle y materiales de los cerros cercanos, centros religiosos y tradicionales de los pueblos. Utilizan una especie de pilotes, pero incluso se ha caído maquinaría hacia los pozos que han hecho y que no tienen fondo.

Todo lo que están construyendo es a base de corrupción, violencia y despojo, y señalamos como responsable directamente a Enrique Peña Nieto. Lo que nosotros estamos haciendo es mantener la organización de los pueblos y la difusión de este despojo, porque sabemos que no va a ser posible jamás ese aeropuerto. La naturaleza se va a encargar de sepultarlo y de decirles que ahí no es un lugar apropriado. Nosotros estamos defendiendo nuestro territorio por el agua, por la historia, por la tierra y por el alimento para todos.

 

Nieves Rodríguez Hernández

Me llamo Nieves y ésta es mi casa. Tengo familia viviendo aquí, un hermano discapacitado y un tío de la tercera edad. Están levantando aquí la vía para el nuevo aeropuerto y pasa a traer toda mi casa. ¿Qué voy a hacer?

Queda sólo una casa en este camino, la mía. Había dos, pero ya demolieron la otra. ¿Qué vamos a hacer? Están las maquinarias de lado a lado. Vino una licenciada a decirme que tengo que llegar a un convenio o que de otra manera me van a expropiar, una expropiación amistosa”, que significa que van a quitármela, a demolerla.

Yo soy feliz, vivo del campo, vendo productos de temporada. Salgo a vender verdolagas, calabaza, flores de calabaza, espárrago. No me quiero salir de mi casa, aquí es mi patrimonio, ¿qué voy a hacer con mi familia? Yo no me quiero ir. No me voy a ir.

 

 

 

comentarios de blog provistos por Disqus