× Portada Guardada!
Usted está aquí: Inicio / Escritura / LA VERDAD ES FUERTE / 247

LA VERDAD ES FUERTE / 247

Alfredo Osuna

• SE PARECE A UNA PELOTA DE FUTBOL. PODEMOS PATEARLA TODO EL DÍA, Y POR LA NOCHE PERMANECERÁ REDONDA Y RESISTENTE, DICE EL SABIO YOREME

Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo. Para mí el pasado es como un balde de cenizas. El mejor profeta del futuro es el pasado. En esta vida se olvida el hombre prever que el hoy será el ayer del mañana.

El buen pensamiento con el afán vuela con las alas de las ideas. La verdad permanece para siempre. La única casa inmortal es la de la vida, que no se cansa de hablar de un consejo que responde, que es preciso, en la vida, un espíritu maestro del que se puede aprender algo bueno. Ésta es una victoria ganada en todos los campos de la batalla del pensamiento humano. La naturaleza a la que ama es la limpieza, la madre de la verdad.

La escasez de la carencia de conciencia y la facilidad para proceder en el cumplimiento del deber son cualidades esenciales en la verdad. Ni palabras ásperas ni espíritu de contienda. Nuestra lengua debe ser como la pluma de un escritor atento de no ser denunciado.

La noble conversación es eje del discurso, madre del saber, desahogo del alma, comercio de los corazones, vínculo de las amistades, pasto del contento y ocupación de las personas.

La verdad sufre a veces más por el calor de sus defensores que por los argumentos de los opositores. La verdad es poderosa y permanecerá. Si no es verdad, es bien inventada. La verdad es inmortal. El error es mortal. La verdad es más extraña que la ficción.

La verdad es fuerte, se parece a una pelota de futbol: podemos patearla todo el día, y por la noche permanecerá redonda y resistente. El problema del hombre es complejo: no puede entender las verdades complicadas, ni olvidarse de las simples que se reflejan en la verdad del espíritu, lo mismo con la libertad. Son los dos pilares fundamentales de la vida humana. Aquellos que privan a los demás de la verdad, se colocan en el lugar de Dios.

¿En qué se parece a las pestañas? En que son tutela de los ojos, miden la distancia que cada día llevamos como corona. La felicidad de la persona siempre florece si mantenemos los párpados de lágrimas mojados. Es un refrescar de besos. Las pestañas se trenzan, así en vestidura que se lleva en la carne por tutela, conservándose bajo los ojos extasiados.

 

 

Así debe ser, como los párpados. Las pestañas son las representantes de los mexicanos: un refrescar de palabras trenzadas en vestiduras como tutela sobre sus representadas compatriotas, conservando bajo su responsabilidad los potenciales extasiados, midiendo con los ojos la distancia a cada día, de la felicidad de sus hermanos.

En el campo se relaciona al territorio mexicano que ha sido explotado por los extranjeros poniendo normas a su convivencia y horarios en los bienes de la nación mexicana, dejándoles la mente toda torcida. La última golondrina se dilata en partir.

La suciedad, la madre de la mentira. En los asesinatos no han cambiado la historia del mundo. En realidad, el registro de crímenes ¿no es la historia sin un fin aceptada por conveniencia? Todo hombre encontrará su deber algún día. Ningún hombre puede escaparse de su destino. Qué carga tan insufrible en el ambiente de su vida. Sólo las acciones del justo desaparecen la mentira en la sepultura.

El listón negro se relaciona con la mente negra y sus palabras sucias. La palabra adornada para adormecer y reinar con su teoría. Y ser los reyes de la nación mexicana.

Es mejor olvidarse de un insulto que vengarlo. La mejor forma de recibir insultos es sometiéndose a ellos. El hombre que respeta será respetado. El coraje es un insulto lanzado bajo la forma de un cumplido.

 

 

—————————

| De los escritos de don Alfredo Osuna, del Consejo de Ancianos de la tribu yoreme de Cohuirimpo, Sonora. Coautor de Una espina es un bosque de advertencias, editado en 2014 por Ojarasca, Itaca y Coa.

comentarios de blog provistos por Disqus