LAS POSIBILIDADES DE MARICHUY / 249 — ojarasca Ojarasca
× Portada Guardada!
Usted está aquí: Inicio / Umbral / LAS POSIBILIDADES DE MARICHUY / 249

LAS POSIBILIDADES DE MARICHUY / 249

Por primera vez en la historia de México se plantea la opción de que una indígena, en su condición de tal, aspire a gobernar el país. Dentro del sistema político nadie estaba preparado para tal escenario a nivel de reglamentos, a nivel de comprensión intelectual, a nivel ético. Sobre todo porque no es una propuesta individual como la de cualquier otro aspirante político, sino la punta de lanza de un Concejo Indígena de Gobierno que representa la primera alternativa colectiva de gobierno nacional en décadas. En lo quijotesco del proyecto de llevar a la boleta electoral a la vocera María de Jesús Patricio —impulsado por el Congreso Nacional Indígena y destacados grupos ciudadanos en todo el país, con el siempre formidable empuje de los zapatistas de Chiapas— hay una propuesta práctica que alude a millones de mexicanos, no sólo en los pueblos originarios. Impacta donde haya mujeres sometidas, trabajadores explotados, infancias mutiladas, juventudes rotas, comunidades y barrios dispersados y saqueados por la depredación del dinero y la violencia.

Duele constatar que estos grupos sociales, los de abajo y de hasta bajo, suman la mayoría real, la que menos vota o vota contra sus propios intereses, la que más produce, la que menos chance tiene en prácticamente todo, la más necesitada de que las cosas cambien a fondo y con un sentido popular.

Los partidos y los medios vociferaron contra la propuesta; luego la minimizaron y la ignoraron. No tanto la candidatura de la vocera como las demandas de los pueblos originarios. Con cinismo, todos los actores políticos se desembarazaron de la “agenda” indígena en sus programas y promesas, total ahí está Marichuy. En 2018 los candidatos acudirán a los pueblos a cosechar sólo votos y clientela. Sus compromisos reales se concentran en las ciudades y las zonas industriales. Desde ahora evidencian su falta de compromiso con las demandas indígenas, saben que no van a atenderlas, ellos obedecen sin excepción a las fuerzas del mercado y la dinámica desarrollista en la que el país está atrapado.

Ha sido un contraste la presencia mediática y en la atención pública de Marichuy. Sus propuestas, su crítica frontal contra el capitalismo, el patriarcado, la exclusión, el saqueo territorial, la catástrofe ambiental, han dado visibilidad y pertinencia (la legitimidad ya la tienen) a las demandas y propuestas de los pueblos indígenas mexicanos. Las firmas, como las entrevistas, los actos protocolarios y los públicos son un medio, no para subir en las encuestas sino visibilizar lo invisible, afirmar lo negado, decir lo indecible.

Como expresa el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en voz del subcomandante Moisés:

 

Mucho nos burlan, que la compañera Marichuy no sabe gobernar, no nos va a dar nada. Hermanas y hermanos, ¿qué les han dado los gobiernos del PRI y del PAN? ¿Qué no han hecho matanzas, corrupciones, malas decisiones? ¿Dónde está eso que dicen que sólo saben gobernar los que tienen estudios? ¿No alcanzan a ver esto? Esto es lo quiere decirles la compañera Marichuy, cuando les dice que nos organicemos el campo y la ciudad, y que nos unamos indígenas y no indígenas, porque vean de que tamaño lo que nos ha pasado con esos gobiernos malos. ¿Qué les ha dado este imbécil que esta ahora en el gobierno? El Peña Nieto es el peor cínico, inepto y sinvergüenza, que se cubre con los otros igualitos que él. Que a ellos no les pasa nada y al pueblo explotado todo lo paga con su vida, ¿qué les pasa que no alcanzan a ver? ¿Por qué se mueven hasta cuando les pasen esas peores situaciones? ¿Por qué, a los que no les pasa hacen como que no ven y no se mueven; y cuando ya les pasó salen gritando, ayuda, ayúdenme?

 

Sólo los pueblos pueden salvar a los pueblos; arduo como suena, es mejor saberlo y asumir las responsabilidades a depositarlas otra vez en personas y partidos que los usan pero no los representan.

 

 

 

comentarios de blog provistos por Disqus