× Portada Guardada!
Usted está aquí: Inicio / Veredas / SEGUNDA DECLARACIÓN / 249

SEGUNDA DECLARACIÓN / 249

Asamblea Autónoma de los Pueblos de la Cuenca de México

• NACE EN EL VALLE DE ANÁHUAC, LA ASAMBLEA AUTÓNOMA DE LOS PUEBLOS DE LA CUENCA DE MÉXICO Y SE DECLARA EN SESIÓN PERMANENTE

Considerando:

Que los pueblos de la Cuenca de México tenemos un origen ancestral milenario y que a lo largo de la historia hemos caminado juntos, manteniendo relaciones comerciales, sociales y políticas de intercambio y de unión para la defensa de nuestros derechos histórico-colectivos.

Que como pueblos, lo que nos ha permitido mantener relaciones ancestrales de intercambio y unión es el respeto a la autonomía interna de los otros pueblos y organizaciones, el respeto a su cultura y sus mecanismos internos de organización y determinación.

Que como pueblos nos hemos mantenido decidiendo en colectivo y hemos caminado organizados para la defensa de nuestros territorios, así como de nuestro patrimonio inmaterial e intangible: nuestros usos y costumbres, cosmovisión y espiritualidad como pueblos indígenas.

Que es necesario dar un paso más en nuestra organización para frenar y combatir los embates del sistema neoliberal que pretende despojarnos de nuestro territorio, nuestra cultura, medio ambiente e idiomas originarios. El sistema neoliberal también pretende desconocer el derecho a la tenencia social de la tierra, a la autodeterminación comunitaria y la autonomía política, negándonos la participación social y política a través de nuestras propias formas de representación.

Que los partidos políticos y las instancias gubernamentales no nos representan ni han defendido los derechos de los pueblos y son quienes han destrozado al país, lo que hace necesario emprender la creación de instancias independientes del gobierno para la defensa de los derechos de los pueblos indígenas del centro del país.

 

Por ello, la organización llamada “Pueblos originarios del Sur de la cuenca de México” hoy 16 de diciembre de 2017, nos constituimos en Asamblea Autónoma de los Pueblos de la Cuenca de México (AAPCM) y nos declaramos en sesión permanente.

La AAPCM es una organización de las representaciones de los pueblos originarios en defensa de los derechos de los mismos que operará como un foro permanente de información, debate e intercambio de experiencias de lucha en defensa de nuestros derechos como pueblos indígenas.

La AAPCM estará integrada por las autoridades tradicionales de los pueblos originarios: los núcleos agrarios representantes de los dueños del territorio y los pueblos originarios que determinen participar a través de sus propios métodos de representación comunitaria.

La AAPCM es una instancia independiente de cualquier organización, instancia gubernamental o partido político.

La AAPCM es una instancia comunitaria independiente que se nutre de los pueblos y su experiencia de lucha, que se basa en el principio de determinación colectiva por consenso. Es un espacio de expresión y difusión del caminar de los pueblos en la búsqueda de su emancipación política, social y cultural.

Los integrantes de la AAPCM discutirán y determinarán acciones colectivas en defensa de los derechos de los pueblos indígenas sin admitir la imposición o el tutelaje de ninguna expresión social o política contraria a las determinaciones comunitarias de los pueblos.

La AAPCM sesionará a través de la emisión de convocatorias por parte de las representaciones fundadoras y podrá nombrar comisiones especializadas y multidisciplinarias para la resolución de problemas concretos o para su representación ante otras instancias.

Los pueblos y organizaciones independientes en defensa de los derechos de los pueblos indígenas, el medio ambiente y el desarrollo sustentable que en adelante deseen integrarse a la AAPCM deberán solicitar su ingreso por escrito, designando miembros permanentes a través de sus propias formas de representación.

 

Comunidades y ejidos: Milpa Alta, Ajusco, Totoltepec, Totolapan,
Xochitepec, Tepetlapa, San Francisco Tlanepantla, Tlaltenango.

Pueblo de Culhuacán, diciembre de 2017

comentarios de blog provistos por Disqus