COLAPSO DE LA CUENCA DEL VALLE DE MÉXICO SI SE CONSTRUYE EL NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO (NAICM) / 257 — ojarasca Ojarasca
× Portada Guardada!
Usted está aquí: Inicio / Artículo / COLAPSO DE LA CUENCA DEL VALLE DE MÉXICO SI SE CONSTRUYE EL NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO (NAICM) / 257

COLAPSO DE LA CUENCA DEL VALLE DE MÉXICO SI SE CONSTRUYE EL NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO (NAICM) / 257

Sócrates Silverio Galicia Fuentes

SI SE CONSTRUYE EL NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO (NAICM)

Largo y sinuoso camino ha recorrido el sueño dorado del Grupo Atlacomulco: construir un aeropuerto de talla internacional acorde a su ambición y desplazar el centro político y económico de la nación.

En los años cincuenta, el gobernador Alfredo del Mazo Vélez, primero de la trilogía de los Alfredos del Mazo, tuvo el sueño faraónico de construir ese aeropuerto internacional. Siendo gobernador del Estado de México, firmó un convenio con el regente del Distrito Federal Ernesto P. Uruchurtu, para extraer agua de los mantos freáticos de la región de Texcoco y sanar la sed de una creciente masa poblacional. Un potente movimiento campesino, pueblerino y ranchero le salió al paso para impedir semejante despojo. Tal “insolencia” se castigó con una veda que impidió perforar pozos de agua de riego para la agricultura.

El aeropuerto reapareció en los sucesivos planes para gestionar los restos del ex-Lago de Texcoco: en la propuesta del doctor Nabor Carrillo, en el Plan Lago decretado por el presidente Luis Echeverría Álvarez; el Proyecto Lago de Texcoco de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) del sexenio de Carlos Salinas de Gortari; el proyecto Ciudad Futura de un grupo de arquitectos; el proyecto ecológico Nuevo Texcoco de Vicente Fox Quezada y el Proyecto Ecológico del Lago de Texcoco (PELT) de Felipe Calderón.

En septiembre de 2014, el presidente Enrique Peña Nieto anunció la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en los terrenos federales del ex-Lago de Texcoco. No se respetó el marco constitucional y legal, particularmente el referido a la protección de la naturaleza. Fue una decisión antidemocrática que no tomó en cuenta a los pueblos de la Cuenca del Valle de México, sus barrios, colonias y población.

En todos estos hubo una violación sistemática de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el marco jurídico en materia ambiental y lo relacionado con la construcción de megaproyectos. Se careció de estudios de impacto ambiental y en particular se han violado los derechos constitucionales a un ambiente sano, al agua, a la consulta; el derecho de los pueblos originarios e indígenas a decidir sobre su territorio (incluido también en el convenio 169 de la OIT) a la información, petición y la justicia.

Cuando las comunidades solicitaron por escrito a las autoridades municipales, a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), a la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) e incluso a tribunales judiciales, la respuesta fue variada, pero en esencia ninguna cumplió con sus atribuciones y violentó los derechos del pueblo mexicano.

PROYECTO FARAÓNICO. El proyecto del NAICM consta de dos etapas con cinco fases, y su costo total ascenderá a 209 mil 712 millones de pesos. En la primera se ejercerán 169 mil millones y en la segunda 40 mil 712 millones de pesos. La superficie que ocupará el NAICM será de 4 mil 626.16 hectáreas, donde se construirán las seis pistas, la terminal y sus instalaciones auxiliares. Esto incluye torre de control, terminal, oficinas, obras hidráulicas, obras sociales, diseño, ingeniería, gestión, cercado perimetral y vialidades internas y externas (como vías de ferrocarril, autopistas, avenidas).

Se tiene programado construir un proyecto complementario denominado Aerotrópolis, que ocupará cuatro mil 431 hectáreas de los municipios de Atenco y Texcoco: una nueva “ciudad” que abastezca de infraestructura, logística de transportación y carga, servicios urbanos, comercio y vivienda de nivel medio y alto al “Hub Internacional” en torno al nuevo aeropuerto. Es un proyecto que vale veinte veces más que el costo del nuevo aeropuerto. Sus inversiones y desarrollos significan negocios multimillonarios continuos para los próximos 50 o cien años, para construir y desarrollar centros comerciales, hoteles, autopistas urbanas, parques industriales y empresariales, áreas exclusivas de vivienda de nivel alto, zonas de libre comercio, clubes deportivos y de golf, hasta un parque de diversiones de la franquicia más rentable a nivel internacional.

El NAICM es un megaproyecto que pretende ser la obra faraónica del sexenio. Sus obras empezaron el 1 de septiembre de 2015. Con orígenes en 1965, tiene su antecedente más inmediato en la ola privatizadora de miles de empresas estatales, de aeropuertos y líneas aéreas ocurrida justo tras la privatización de los ferrocarriles nacionales. En esta nueva fase de acumulación originaria de capital, fraudulenta y plagada de corrupción, que incorpora a la esfera del capital territorios, mar y aire, más bienes y servicios sociales para su conversión en mercancías, el NAICM utiliza los recursos acumulados por trabajadores y trabajadoras al convertir en capital de riesgo los fondos de pensiones de las afores pública y privadas. Estamos en presencia de un nuevo ciclo de acumulación de capital financiado con el salario diferido —las pensiones— de trabajadores y trabajadoras. El NAICM significa una expresión más de la agresión masiva del capital contra el trabajo, los pueblos y la naturaleza, con características de ecocidio, etnocidio, urbanicidio, con despojo y destrucción del patrimonio natural, territorial, cultural e histórico.

EL COLAPSO DE LA CUENCA. Los pueblos de la Cuenca del Valle de México exigen la cancelación inmediata del proyecto del Nuevo Aeropuerto internacional de Ciudad de México (NAICM) por las siguientes razones:

1. Es un sitio técnicamente inviable para el NAICM. El vaso del ex-Lago de Texcoco es el peor sitio para construir el aeropuerto. Existen múltiples razones geológicas, hidrológicas, aeronáuticas expuestas incluso por fuentes oficiales, diversos especialistas en investigaciones, informes, publicaciones y eventos académicos.

El tipo de suelo salino sódico constituye un suelo totalmente inadecuado para cualquier tipo de construcción, pues es altamente corrosivo del concreto y metales como el acero. El agua del subsuelo está a un metro de profundidad. Existe una capa de arcillas blandas con un espesor entre 12 y 40 metros que hacen altamente inestable todo el conjunto y magnifican los sismos.

Las obras del NAICM comprenden la construcción de una capa de 12 metros de espesor de tezontle que ha requerido de 64 millones de metros cúbicos de ese material y encima otra capa de 12 metros de espesor de basalto. Se busca exprimir la enorme cantidad de agua que hay en el subsuelo del Lecho del ex-Lago de Texcoco. Por eso la devastación de unos 180 cerros en la Cuenca del Valle de México.

2. Ecocidio de la Cuenca del Valle de México. Los diez problemas de destrucción de los recursos naturales y el desastre ecológico resultado de 500 años de graves errores en el manejo de la Cuenca del Valle de México se agudizarán en forma exponencial por el alto impacto ambiental de construir el NAICM. Esto provocará un verdadero ecocidio que ocasionará desastres “naturales”, escasez y desperdicio de agua potable, fuertes pérdidas materiales, económicas, sociales, culturales y sobre todo de los bienes naturales de la cuenca.

El 29 de enero de 2018, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reportaron 119 minas autorizadas ante la Comisión Especial de la Cámara de Diputados para el seguimiento de las obras del Aeropuerto. Recorridos de campo nos permitieron identificar un número mayor de minas en explotación para el NAICM, que ascendería a unas 160.

Los pueblos y municipios afectados por la explotación minera incluyen, entre otros: San Luis Tecuautitlan, Ixtlahuaca, San Pablo Atlazalpan, Santiago Tepetitlan, Maquixco, San Agustín Actipac, San Pedro Tepetitlan, San Lucas Tepango, Tepetlaoxtoc, Tezoyuca, Ixtapaluca, Temascalapa, San Juan Teotihuacan, Chalco, Amecameca. Una mención especial merece el municipio de Tepletaoxtoc, donde se encuentran autorizadas 49 minas (23 federales, 26 estatales) pero que en realidad son alrededor de 60 minas, ya que varias funcionan sin los permisos correspondientes. Tepetlaoxtoc es el municipio más afectado por la explotación minera: sus cerros son devastados y se vive una verdadera situación de guerra ambiental.

El proyecto del NAICM contempla construir obra hidráulica para evitar inundaciones en el nuevo aeropuerto. Se construirán 145 kilómetros de colectores para evitar que el agua residual de los ríos llegue a los lagos artificiales existentes y se conducirán a dos nuevas plantas de tratamiento. También se incluye el entubamiento de 25 kilómetros de cauces en la zona aledaña al polígono y 39 kilómetros de túneles para mejorar el sistema de drenaje. Se plantea contar con nueve cuerpos de regulación de agua, ampliar el sistema de drenaje profundo y construir 21 plantas de tratamiento de aguas entre otras obras. Todo ello modificará profundamente el funcionamiento hidráulico del Valle de México.

La construcción del NAICM, la Aerotrópolis y la obra hidráulica complementaria profundizarían los problemas de sobreexplotación e impedirían la recarga de mantos acuíferos, elevarían la temperatura del área urbana y el proceso de desertificación y se multiplicaría el impacto de los sismos. Habría deforestación y se provocarían hundimientos de toda la cuenca, socavones, destrucción de centenares de cerros y aéreas de recarga de los mantos acuíferos, contaminación de los mismos por vertimiento de lodos tóxicos, entre otras consecuencias devastadoras.

Es el golpe final a los recursos naturales, un ecocidio inmenso.

3. Destrucción del patrimonio cultural de México. El caso del cerro de Chiconautla es revelador, pues este cerro aparece en varios códices mesoamericanos. Se proyecta cortarle 26 metros de la punta porque dificulta el despegue y aterrizaje de la pista 3 del NAICM. Y el cerro del Texcutzingo, popularmente conocido como los baños de Netzahualcoyotl, que es zona arqueológica, área natural protegida y área prioritaria de recarga, es perjudicado por ser depositario de millones de metros cúbicos de lodos tóxicos del NAICM en socavones de minas abandonadas ubicadas a menos de 200 metros.

DEMANDAS PRINCIPALES. Los pueblos, movimientos, organizaciones y ciudadanos de la Cuenca del Valle de México, herederos de la sabiduría ancestral de nuestra civilización originaria, comprenden que el cumplimiento de las exigencias enunciadas requiere todo un conjunto de procesos para poder arribar a su concreción. Por tal motivo convocamos a iniciar un proceso de democracia real que comprenda:

Diálogo Público sobre el NAICM con los pueblos y comunidades de la Cuenca del Valle de México y comunidades que resisten el despojo de megaproyectos destructivos con el candidato electo a la presidencia de la República Mexicana, la Cámara de Diputados y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), donde también participen ciudadanos, especialistas, investigadores y universitarios.

Referéndum o Consulta Popular para que los pueblos de la Cuenca del Valle de México, ciudadanos, trabajadores y el pueblo de México decidan sobre la cancelación inmediata del NAICM decretos sobre la Cuenca del Valle de México: I) Área Natural Protegida (ANP). II) Patrimonio Cultural de la Humanidad. III) agricultura, ganadería, forestaría y artesanía de la Cuenca del Valle de México como actividades estratégicas y patrimonio nacional.

El Referéndum Popular deberá ser organizado en forma autónoma por los pueblos, comunidades, movimientos, ciudadanos, luchadores sociales y organizaciones populares democráticas, sin la intervención del INE. En el caso de los pueblos originarios, deberá respetarse su derecho a decidir conforme a sus formas propias, según el convenio 169 de la OIT y el artículo 2 de la Constitución sobre proyectos y acciones que afecten sus tierras, territorio, formas de vida, cultura, costumbres, etcétera.

comentarios de blog provistos por Disqus